Tratamientos

Tratamientos en tu casa, hotel u oficina. Masajes relajantes y servicios de atención al cliente garantizado. Información del tratamiento, recomendaciones, terapeutas asociados y FAQs.

Combina manipulaciones de diferentes escuelas, por lo que se puede considerar holístico. Abarca masaje corporal, podal y facial. Sus técnicas van desde lo superficial hasta los tejidos más profundos facilitando la relajación general y descontracturación muscular, con la finalidad de lograr una integración cuerpo-mente-espíritu. No es un masaje lineal de técnicas rígidas, sino que se adapta a las necesidades del cliente, considerándose personalizado. Se le denomina también anti-estrés. Es regenerador total y elimina desechos tóxicos acumulados en el cuerpo.

(指圧, Shiatsu? del japonés 指 (Shi), dedo, y 圧 (Atsu), presión) es una terapia tradicional originaria de Japón, que se basa en la aplicación de presión localizada mediante la acción de los dedos y las palmas del terapista sobre el paciente. No se utiliza aceite y se realiza con ropa holgada. Ayuda a mantener y promover la salud, y contribuye a la curación de enfermedades específicas.

Sus técnicas no son muy profundas, de corta amplitud y alta velocidad. Elimina toxinas y relaja tras la actividad deportiva. Reequilibra, regula y tonifica el organismo. Proporciona la sensación de ligereza y armonía.

Consiste en un masaje de estiramiento y de profundidad. Esta forma de trabajo corporal se realiza generalmente en el suelo, con el cliente vestido con ropa cómoda que permite el movimiento. No se utilizan aceites. Es una secuencia de presiones sobre puntos y meridianos, compresiones circulatorias, movilizaciones articulares, estiramientos, y estimulaciones reflejas. Todo ello encadenado en un ritmo regular, donde la respiración del masajista se armoniza con la del paciente. El masaje se aplica a todo el cuerpo, desde los dedos de los pies hasta el cráneo. Su trabajo se centra en eliminar toxinas, liberando el Qi (energía). Su objetivo es armonizar, asegurándole un óptimo fluir, y estimular toda la energía del cuerpo del paciente, así como equilibrar las funciones de los 4 elementos fundamentales del cuerpo.

Es la práctica de estimular puntos sobre los pies, (llamados zonas de reflejo), basada en la creencia de que tendría un efecto benéfico sobre otras partes del cuerpo, o de que mejorará la salud general. El reflexólogo podal aplica presiones sobre el pie de una persona, el cuál presuntamente está dividido en un cierto número de zonas reflejas correspondiendo a todas las partes del cuerpo. Facilita la obtención de energía vital, ayuda a estimular el sistema inmunológico así como a crear un cuerpo más fuerte y una mente más tranquila.